jueves, 20 de noviembre de 2014

Días de Lluvia - Ángeles Ibirika

Hace un par de años una amiga mía me habló de una escritora vasca que conseguía en sus novelas (historias de amor) trasladar al lector a otros lugares... Y así fue cómo comenzó mi "romance" con Ángeles Ibirika que se convirtió en un flechazo cuando leí Donde siempre es Otoño, para mi la mejor de sus novelas hasta ahora.

Por eso cuando Bichejo propuso la idea de este club de lectura y coincidiendo con el lanzamiento de su nueva novela, Días de Lluvia, la propuse como arranque del club.

Días de lluvia nos traslada en sus páginas a Bermeo, a sus gentes, el día a día de un pueblo marinero del Norte. Kaiet, el protagonista, abandonó el pueblo con apenas 20 años y tras la muerte de su madre y la mala relación con su padre, ahora vuelve 17 años después y tras sufrir la repentina muerte de su esposa, a intentar poner un sentido a su vida y a enseñarle a su hijo sus raíces.

Días de lluvia es un viaje al pasado de Kaiet que se entremezcla con su futuro al reencontrarse con un viejo amor de adolescencia... El duelo por la pérdida de su esposa, nuevos sentimientos... Todo bañado por los incesantes días de lluvia del Norte que en parte acentúan esa tristeza del protagonista.

Para mi, y reconozco que no soy objetiva, la escritora consigue, gracias a como describe las escenas costumbristas, trasladarme al día a día de Kaiet, de Bermeo... Me gusta mucho la relación que poco a poco se crea entre el abuelo y el nieto, como poco a poco la figura del abuelo y el personaje va creciendo hasta que te das cuenta de lo equivocado que está el protagonista con su padre.

El único PERO para mi es uno de los personajes femeninos, Maddi...enamorada desde niña de Kaiet, le perdona todo, suspira y llora de amor... Me aburre el cliché de chica bobalicona que se hace la chica dura/irónica pero que al mismo tiempo vive sólo para él, no me gusta... Aunque quién no conoce a alguien así?? Y él, un tío inmaduro y atormentado que se debate entre guardarle luto a su mujer, sentir algo por otra y el odio a su padre.

La novela quizá peca de repetitiva en algunas partes pero me encanta la manera dulce y sencilla que tiene la escritora de contar sus "historias de amor", de describir escenas costumbristas, paisajes...

Y hasta aquí el primer libro del club... en los comentarios encontraréis la opinión de las demás!

19 comentarios:

  1. Kaiet es un adolescente súper molón que pasa cantidubi de sus padres. Unas Navidades le pide a los reyes una playstation y le traen una Wii. Tras no poder soportar tal afrenta, decide huir sin mirar atrás. Muchos años después y por tristes circunstancias de la vida se ve obligado a volver a casa de su padre, con su hijo y su perro. Una vez allí se dedica comportarse como el imbécil que es mientras su pobre padre y la chica de la historia no dejan de sufrir. Al final Kaiet se encuentra con que su hijo le pide una playstation y él cree que lo mejor es comprar una Wii, para que así también pueda jugar el abuelo. Kaiet entonces cae del caballo y entiende que ha sido un gilipollas y al final todos comen perdices. 

    Pros: me he leído el libro con el Ipad al lado e iba viendo en Google maps todos los lugares del País Vasco que iban mencionando. Ahora quiero ir a Bermeo. 

    Contras: el protagonista es gilipoooooollaaaaaaaas y solo quieres que venga un camión y le arrolle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj que resumen más fantastico. Enhorabuena!!! Artista!!

      Eliminar
  2. Oh! ESTRENO! ESTRENO!
    A ver, a mi el libro no me ha disgustado. Tampoco me ha gustado, ha pasado sin pena ni gloria por mi vida, pero me he entretenido mientras, que es lo importante.
    Para mí el problema principal, aparte de la lerdez profunda de Kaiet, es que el drama conductor de la historia (su problema con su padre) no tiene ningún sentido.A PARTIR DE AQUÍ SPOILERS:


    Es que la madre de Kaiet era muda? DOS AÑOS enferma y el problema lo tiene con el padre por no decirselo? En ningún momento se le ocurre pensar que si la propia madre no se lo ha dicho a lo mejor no quería que se lo dijeran? Una chorrada como un piano. "No pude ser el hijo que se merecía". Ah, estúpido, es que eso es lo que pasa, que la gente se muere y tú eres lo que eres, y si no quieres que pase portate de puta madre con todo al que quieres. No hay que esperar a una enfermedad para portarse chupi. Y luego la tontería de "nunca estabas en casa" : se puede ser más pollaboba e inmaduro? QUE ERA PESCADOR, NO ESTABA DE PINGO CON UNA TARJETA BLACK.

    A mí la parte de Maddi si que me gusta. Qué es una tonta por esperarle eternamente? Pues si, tontisima, pero lo sabe, lo ha asumido, y le da igual. Me parece muy humana. "Oye, que si, que voy a caer con todo el equipo pero que me quiten lo bailao, que yo me lo he trincado todo lo que he podido que era lo que siempre he querido." Bien por ella, honesta consigo misma. Otra cosa que no me ha gustado es la parte en la que Kaiet reconoce que bueno, que a lo mejor no estaba tan bien con su mujer muerta. YA. CLARO. Que justificación más barata de la autora para hacer que pensemo en que el pobre muchacho se merece entonces pasar página. No sé, yo que le guarde fidelidad eternamente como él pretende me parece una tontada, pero a mí se me muere mi pareja y me cuesta mucho creer que en dos meses estoy trincandome a otro, y más con un hijo de 7 años. Creo que es un proceso natural pasar un tiempo de luto interno, que no te apetezca nada de nada, por mucho que se te ofrezca Brad Pitt a darte alegría macarena. Yo habría dejado pasar más tiempo en la novela para empezar a abrirse a Maddi, no porque quiera guardar fidelidad a su mujer muerta, sino porque me parece más natural en la vida real. Y sin tonterías de que en realidad su relación pasada no era perfecta. Claro que no era perfecta, ninguna lo es, pero pasar página no es algo que necesite justificación, es lo normal, es a lo que se debe aspirar.

    En fins, en general un poquito moñas, un poquito ortopédicos los diálogos (yo no conozco a nadie que hable así, y mira que yo soy cursi) y demasiados revoltijos de pelo al pobre niño.

    Lo mejor: EL PERRO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BRAVO. Me encanta lo de que la madre era muda, jajajajajajaja...

      Eliminar
    2. Olé!! yo me pasé todo el libro haciendo cálculos de cuanto tiempo hacía que había muerto la mujer de Kaiet antes de que se zumbara a Maddi. No me cuadraba. Y solo hay una referencia clara de tiempo hacia el final.

      Eliminar
  3. ¡Empezamos!

    El primer libro no me ha emocionado especialmente. No me ha gustado mucho el estilo de la escritora y la historia no me ha enganchado mucho por el personaje principal, la autora lo ha dibujado de tal manera que me ha sido imposible identificarme con él. Además, ha sido bastante previsible (cuando llevaba un 8% ya sabía lo que iba a pasar y eso es pasarse de previsible). Lo único que me ha sorprendido ha sido el gran secreto de qué había hecho el padre y eso ha sido un bluf.

    Para mí una de las peores cosas del libro es el mal tratamiento del tiempo, me ha despistado muchísimo y me ha creado una falsa impresión tras otra. La autora te describe los cambios de rutina del protagonista según esté enfadado con el mundo y su padre, con Maddi y su padre o sólo con su padre (el libro debería haberse llamado “Kaiet enfurruñao”) y parece que pasan largos meses en cada una de sus nuevas rutinas. Pero no: te vas dando cuenta de que lo que la autora ha descrito como una nueva rutina que parece que ha durado meses debe haber sucedido durante ¿una semana? A lo sumo. Sino, no cuadran tantos cambios desde septiembre a Navidades. A Kaiet se le hicieron más largos esos meses que a cualquier mal alumno de instituto.

    Además, a veces la autora se pasa con las descripciones de las noches de pasión. Y no por explícitas: por cursis. Para muestra un botón: “hay mezclas muy peligrosas. Peligrosas para corazones como el suyo, que no encontraba el ritmo de esa noche y palpitaba a destiempo ante la mezcla de felicidad por tenerlo a él, con las risas y recuerdos endulzados con chocolate y empapados en vino”. O “Con la promesa de que incendiarían juntos el amanecer desde las sábanas”.
    Y sobre todo, el delirante “Todo se unió para licuar la noche hasta convertirla en puro sexo, en puro y delirante gozo...”. Lo del sexo licuado me ha dado un pelín de asquito, la verdad.

    ResponderEliminar
  4. Pero lo peor de la novela ha sido el protagonista, sin duda. Me he pasado toda la novela deseando darle con un palo en la cabeza. Es un maridramas con cero empatía y un egoísta de tomo y lomo, rencoroso hasta decir basta y absurdo en general. Todo ese cuadro ha hecho que me caiga fatal y que fuera incapaz de empatizar con él, porque de verdad que tiene una guantá. Al principio bien, y pobre, te preguntas qué crimen habrá cometido su padre. Al principio pensé... yo que sé, que el padre había matado a la madre por accidente, o le dio una paliza, no sé, algo terrible. Algo que, evidentemente, el hijo no podía perdonar. Claro, luego te vas dando cuenta de que Kaiet es idiota y un exagerado y empiezas a sospechar que fue una tontería de adolescente lerdo... y ¡bingo! Resumiendo: que es complicado empatizar con un personaje así, acaba dándote un poco igual que acabe feliz o no. con lo que la novela interesa mucho menos. La única razón que había para que a mí me importaba que acabara más o menos bien era el pobre desgraciado del hijo, porque lo que le pasara a Kaiet me la refanfinflaba. Eso sí, me ha hecho reflexionar sobre si es necesario que el prota de una novela me caiga bien para que me guste (y la respuesta es no, siempre que esté bien escrita y me importe lo que le pase al prota, si está bien dibujado y es interesante).

    Además, mucho amor verdadero lo que le tenía a la mujer, pero unos nueve meses después de que se muriera ya estaba frinkándose a otra (bueno, vale, es sexo, genial) pero es que menos de un año después ya ha encontrado otro amor de su vida para sustituirla. Como decía Pétalo, no es cuestión de fidelidad, es cuestión de que cuesta mucho más que eso superar la muerte de la persona a la que quieres. O la autora se ha pasado con el tiempo de recuperación para que le encajara o era amor, pero poquito.

    Las descripciones de la zona me han gustado, hacen que den ganas de ir a visitarla. Aunque a ratos se pasa de idealización con el pueblo: ¿la hermana se lía con un senegalés y no hay ni media habladuría y un señor padre vasco conservador no dice ni pío? Pfffff.

    Lo mejor de la novela: los personajes secundarios. La hermana, el nene, Maddi, el padre, el perro. Son los que hacen que la novela funcione, porque aunque tengan sus cosas no son absurdos como el prota. Si hasta el niño es más maduro que Kaiet... Maddi me ha parecido alguien auténtico. Sabe que quiere a Kaiet (aunque no se lo merezca), sabe que se va a estrellar, pero toma la decisión de aprovechar el momento, quizás con la ilusión, en principio irreal, de que se quedara. Le sale bien en la novela (es una novela de amor, previsible), creo que en la realidad las cosas no habrían salido así.

    Estoy segura de que la continuación de la novela es Kaiet huyendo a la Cochinchina porque ha visto que Maddi ha saludado al veterinario por la calle y, muerto de dolor y rencor, huye de esa tremenda tragedia, enviándole los papeles del divorcio desde Vietnam. Allí, dos meses después, encuentra una vasca exiliada y se enamora aún más que de su primera esposa y más que de Maddi. Un rickshaw mata al perro. Fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no recordaba lo del sexo licuado (y gracias por recordármelo, ejem).

      Eliminar
    2. Me estoy descojonando, XDDDD.A mí lo del senegales también me dejó con los parpados a mitad. Y además, que maravilloso sexto sentido tienen los vascos para descubrir el amor verdadero en los ojos de los demás, no? Y que facil hablan de sus sentimientos...y esa fama de brutos de dónde viene?

      Eliminar
    3. Tu continuación de la novela es genial. Seguro que sería así de intenso todo. Juo juo juo

      Eliminar
  5. La verdad es que la sinopsis del libro deja poco a la imaginación en cuanto a desenlace: viudo con hijo y perro vuelve a su pueblo natal donde siguen viviendo el amor de su adolescencia y su padre, con el que está peleado. ¿En serio alguien pensaría que no iba a acabar emparejándose con su ex-chica y reconciliándose con su padre? Muy gratamente sorprendida me habría dejado otro final. Uy, ya lo he destripado. O más bien no.

    En cuanto a la evolución de Kaiet (el viudo) hasta su nueva y reconducida vida, sólo puedo decir lo siguiente (atentos al profundo y sesudo análisis): es TONTO DE REMATE.

    Su devenir con la chica, una chavala que se hace la dura pero que en realidad se deja utilizar por Kaiet, se resume en lo siguiente: ahora la quiero, ahora sólo como amiga, ahora me distancio, ahora me acuerdo de mi mujer muerta, ahora creo que merezco ser feliz, ahora me da rabia que ella vuelva con su novio, ahora la sigo, ahora la dejo, ahora me hago la encontradiza, ahora me escondo en el pueblo, pero la quiero, pero no la quiero hacer daño, pero me acuerdo de mi mujer, pero no sé qué hacer... Y así todo el rato hasta que se lía la manta a la cabeza y finalmente, oh, sorpresa, acaba con ella que, oh, sorpresa, lo acepta porque es el amor de su vida y no pasa nada porque la haya estado mareando un año entero. No pasa nada. Ven a mis brazos, gixajo.

    Su relación con su padre: qué fatal se portó conmigo, que se iba a trabajar y no estaba en casa, y dejó que mi madre nos cuidara, y luego la pobre se muere y el malvado de mi padre no me dijo que estaba enferma. Malo, malo y malo. Ahora me enfado y no respiro (o la versión "no ceno con vosotros, me voy a la tasca a ponerme fino de pinchos"). Pero entonces, como él también tiene un hijo, Iker, megadespeinado, pues de repente ve la luz al final del túnel, y se da cuenta de que a lo mejor, A LO MEJOR, ese padre que le acoge en su casa después de haber desaparecido durante 17 años sin hacer más preguntas que las lógicas y evitar a toda costa enfrentamientos con él, ese padre que se porta fantásticamente con su nieto y que además hace todo lo posible para no interponerse entre Kaiet y su hijo, pues igual no es tan malo, y venga, va, te entiendo y te perdono. Ven a mis brazos, papá.

    Entremedias hay amenazas de partirle las piernas a Kaiet (dos, sin contar las mías mentales), revoltijos de pelo a Iker, un chucho encantador, un entorno precioso, una reconciliación con los suegros que haría entrar en coma diabético a cualquiera, un africano, unos proyectos de arquitectura para que Kaiet gane un poco de dinero, y poco más.

    ¿Qué me ha parecido? Pues me he aburrido un poco porque se sabía cómo iba a acabar el asunto y se le ha dado mil vueltas. Además, demasiado sentimiento para mí. Yo soy más de pin-pan-pun, que pasen cosas, vamos al grano. Pero eso de los sentimientos, las confusiones que duran meses, las largas y profundísimas conversaciones entre personas (juraría que en toda mi vida he tenido una conversación REAL como algunas que salen en el libro), pues no me van.

    Voto, como dicen por ahí arriba, por renombrar el libro a "KAIET ENFURRUÑAO Y SU HIJO EL DESPEINAO".

    ResponderEliminar
  6. A este paso llego la última, copio y pego.

    El libro no es un dolor pero tampoco he pensado "¡por fin un club de lectura en el que no sufro!", probablemente me lo acabe leyendo otra vez dentro de unos años, más que nada porque lo empezaré sin darme cuenta de que ya lo he leído, así de poco memorable es para mí.

    El protagonista es el tipo de protagonista al que suelo odiar sin reservas: ese tipo irreal de persona (porque en la realidad casi nadie se lo puede permitir) que cuando las cosas se le tuercen un poco rompe con todo y se pira. Ese tipo de gente me cae mal. Me parece inmaduro y egoísta y queda como el culo al final cuando le dice a Maddi tú me has hecho olvidar a Raquel y no creo que ella me hiciera olvidarte...a ver, que no tienes que enfangar el recuerdo de tu mujer (a la que se supone que adoras) para que Maddi te quiera. Ya te quiere, y junto a ella "la noche se licuó en sexo" (la carcajada fue pequeña...)

    Mi odio principal va dirigido al novio de la hermana, no sé a qué viene ese personaje, si es para mostrar lo abiertísimos que son en esa familia o qué, pero me ha tocado la moral cuando le preguntan ¿y tu familia qué opina de que te cases con mi hermana? o algo así y contesta todo guayón de la vida: les mantengo hace años, cualquier cosa que haga les parecerá bien. Olé tus cojones, sobradito. Sales poco y te odio todo el tiempo.

    Adoro locamente a Iker, el hijo. Y Maddi y el abuelo son los dos personajes más coherentes de toda la novela, por la que pululan un puñado de secundarios que aportan lo justito. Maddie le quiere. Y punto. Decide que le compensa tener un poco antes que no tener nada, y cuando pierda ese poco, pues que le quiten lo bailao.

    ​Tengo que reconocer que la romántica en el sentido más estricto no suele gustarme y este libro tampoco me ha parecido un horror. Creo que el lenguaje de los personajes se podría haber pulido un poco más, no quedan naturales. En general se puede leer y vaciar la cabeza mientras te imaginas esos sitios tan bonitos de Bermeo, no te requiere mucho esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó el novio de la hermana. Es verdad que está metido con calzador pero es la única nota alegre de toda la historia. Lo único!

      Eliminar
  7. Por cierto, acabo de ver una cita que me parece totalmente adecuada:

    "Cuando un hombre comprende que su padre tenía razón, ya tiene un hijo que piensa que su padre está equivocado."

    ResponderEliminar
  8. A ver... yo me muero. Acaba de desaparecer mi comentario. Entero!!!
    Vuelvo a escribirlo... lloro mucho.

    ResponderEliminar
  9. Mi opinión sobre Días de lluvia no va a ser tan terrible como os pensais. Bueno, si.

    El estilo de Ibirka no me gusta. Más que nada porque su forma tan decorada de describir las cosas me cansa un poco, por lo que acababa leyendo en diagonal en algunos casos.
    No pude evitar subrayar un par de dialogos (ya al final del libro, cuando descubrí que con el kindel podía hacerlo xD) para poder ponerlos como ejemplo.

    "-Eso es categóricamente incierto - protestó sin despegarse de sus labios- La que lleva años suspirando por ti soy yo.
    -No voy a negar eso útlimo- rió mientras...""...-pero no olvides que soy yo el que se va a pasar el resto de su vida..."

    (he cortado alguna frase para que no sea demasiado SPOILER xD)

    Bien, ¿Quien en su sano jucio dice "no voy a negar eso último"? Me parece muy forzado.

    A pesar de todo me he zampado el libro en unos días. Es fácil de leer. Los trozos que se hacen espesos se leen en diagonal y listo. Quieres saber que le pasa a los protas porque hay ratos que no te puedes creer que sean así de inmaduros.

    Kaiet, es un cabezota, niñato y un pobre desgraciado. El perro del hortelano. El "ahora si ahora no". Le he odiado un poco a la vez que sentía pena por él.
    Maddi. Directamente es una absurda. Prefiere morir en vida si pierde el amor de un tio del que se enamoró a los 16 años y que no ve desde hace media vida (literalmente). Se lanza al mar a que las olas la engullan si hace falta para no pensar en el desamor. Me ha dado mucha rabia. Una cosa es comprensión y otra es automachaqueo.
    El abuelo. Mola. Al principio parece un rancio y luego resulta ser un bollito (quizas es un cliché muy manido, pero mola que haya un supuesto malo).
    El niño. Pués a pesar que en algunos momento Ibirka se empeña en poner en boca del niño frases de gente adulta y super sabia, en general tiene un caracter de niño. No me disguta Iker :)
    Y mi personaje favorito es el novio de la hermana de kaiet. Balumba (o como se llame, que hace muchos días que terminé el libro y no recuerdo su nombre). Es la nota de color del libro (muajajaja, chistaco fácil y malo), es la alegría de la huerta y un encanto. Me pido uno de esos para reyes.

    Como extra, el perro. No entiendo como no ha muerto de hipotermia ni de empacho de guarrerías.

    Y hasta aquí mi opinión sobre Días de lluvia.
    Felicitar a Niki porque no es fácil ser quien elige el primer libro. Que aunque no me haya entusiasmado lo he pasado pipa leyendo, pensando que después ibamos a comentarlo entre todas y sacar matices que unas no hemos visto y otras si.

    Fin :**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu re nombramiento del novio de la hermana. Qué grande.

      Eliminar