viernes, 20 de octubre de 2017

Mi vida: instrucciones de uso - Marian Keyes

Empecé a leer a Marian Keyes hace justo dieciséis años. Las dos éramos mucho más jóvenes, obvio. Y bastante más divertidas. Por lo menos ella. Yo sigo hilarante.

He leído absolutamente todo lo que ha publicado, con distintos sentimientos, he gritado a Claire y a Rachel, me ha dado mucha pena Maggie y he llorado con Anna. Me he reído con las salidas de tono de Helen y en general, he adorado a toda la familia Walsh. Sobre todo a la madre. Y a Anna, porque su libro es el más bonito y el que más me ha gustado.

Pero también me he aburrido lo más grande y he gritado mil veces Marian, por favor, vuelve a beber. Me ha aburrido cada vez que sale del tono ligero y nos intenta vender una historia más seria o más profunda.

Por eso me acercaba con miedo a esta recopilación de artículos, que contiene también numerosos textos inéditos.

Me ha gustado, y me ha sorprendido gratamente. Abusa a veces del "qué desastre de persona soy", pero creo que es un recurso cómico perfectamente válido y que todos usamos en algún momento, independientemente de lo desastres que seamos. Va un poco de tía normal, y claro, pues no termina de colar porque va a programas de televisión, giras de presentación de libros y ese tipo de cosas que las de a pie no hacemos (casi) nunca.

Me gusta de ella su facilidad para contar anécdotas, para que parezca que te estás tomando un café mientras te lo cuenta.

Me ha perturbado ver que muchos de los artículos que más me han gustado son de hace más de diez años, lo que me hace pensar que igual es que me sigue gustando más la Keyes de entonces que la de ahora.


Esta es mi última reseña en este blog. Ha sido un placer compartir estos TRES AÑOS con vosotras, me lo he pasado fenomenal. Sobre todo en el odio XDDD

lunes, 21 de agosto de 2017

Agridulce de Colleen Mccullough

Estaba yo tan feliz porque había elegido un libro al azar para el club y no le había dedicado ni un pensamiento más, cuando tuvo que venir la MG a decirme que Colleen Mccullough tenía libro nuevo.




Para quienes no la conozcáis es la autora de El Pájaro Espino, que es uno de mis libros favoritos ever ever porque es un no parar de llorar y llorar como si te fuera la vida en ello. Al ver la sinopsis de Agridulce, la nueva mierda el nuevo libro, nos entusiasmamos. Gemelas, amor, y mi adoradísima Australia. Nada podía salir mal.

Cuan equivocadas nos encontrábamos.

MENUDO MIERDÓN. 

Dos pares de gemelas que son lo más bonito que ha parío mae. Ya vamos mal. Por un lado tenemos a Edda y a Grace. Edda es la chula y lista y Grace la tontis. Por el otro a Tufts (por lo visto en Australia es más facil decir Tufts que Heather) que es...no me ha quedado claro. Ni Colleen sabía que personalidad ponerle y la dejó para el final  y se le ocurrió describirla como "practica" y de color melocotón". Ole tus huevos. Le quedaba una gemela, Kitty. Las otras ya eran la leche merengada de guapas pero Kitty ya es la puta hostia. De colorines. Lo normal.
Otra cosa por la que Collen no se decidía era por cual es el tipo de cuerpo más bonito así que un par de gemelas altas y flacas y las otra diminutas y tetonas y andando. Todo bien atado y verosímil.

Las gemelas son hijas de madres diferentes porque la madre de las primeras murió en el parto y el padre no perdió el tiempo en meter la churra en el ama de llaves así que la madre de las segundas es madrastra de las primeras y entre todas se llevan menos de un año. Esto es importante porque esta señora es MALA. Por qué? Porque lo dice el libro. "Esta señora es mala", punto pelota. Resulta que está obsesionada con lo guapa que es la niña de colorines y esto a la cría le sienta fatal porque todo el mundo sabe que las niñas odian ser guapas, sobre todo en una época en la que era el único atributo importante de una mujer, así que ella quiere que la valoren por su interior también. Esto hace que intente suicidarse o mutilarse varias veces, pobre Kitty, es tan blandita que se quiere morir.

Los personajes de las hermanas tienen la profundidad de una pared, es decir, ninguna. Actúan al tuntún, forzadamente, y sus diálogos son entre patéticos y ridículos. Los personajes masculinos no se quedan atrás tampoco, son de una ridiculez fascinante. Tenemos al noruego sensible, al australiano machote que lo mismo le da una que otra, al médico comprensivo, al millonario gay y al millonario enano y egolatra. Todos lo son porque te lo dicen. En ningún momento eres capaz de definirlos por sus acciones, más bien sus acciones vienen determinadas por la personalidad que te han dicho que tienen.

Una cosa que me ha flipado es la facilidad para pedirse matrimonio. Todas las bodas se deciden el primer día que se conocen. Y los únicos que no se casan es porque "su oportunidad pasó" y solo pueden ser amigos ya. WHAT THE FUCK COLLEEN.

Las relaciones entre las hermanas me ponen de los nervios. Van de súper unidas pero en realidad pasan tres pueblos las unas de las otras. Primero convencen a una de casarse y luego resulta que todas sabían que era mala elección. ¿Y PA QUE COÑO LA CONVENCÉIS CABRONAS? "Es que como es tu hermana no te podía decir eso"... ¿WHAT? Muy raro todo. Luego la hermana tontis se compra unos muebles chulos y resulta que de repente es la retarded del grupo cuando nunca te lo habían dado a entender y la ponen todas a parir. Mira, no sé, muy confuso.

En fin, leedlo si tenéis cojones. Mi teoría es que esta señora, que se murió en 2015, tenía esta novela en un cajón, porque la escribió un día que estaba drogada mientras alguien le ponía una pistola en la cabeza y a ella misma le daba una vergüenza que lo flipas, y tras su muerte alguien la encontró y vió claro que podía sacarse unas perras.

Lo que me da pena es que la gente que lea esta mierda no se parará a leer El Pájaro Espino o la serie de Roma y se perderá libros muy buenos. Pero en fin, así es la vida.

jueves, 20 de julio de 2017

Villa Vitoria - D.E. Stevenson

Qué amigo es el kindle flash de este club de lectura. Este libro apareció en las ofertas y me lancé de cabeza a comprarlo, esta vez con algo más de información que otras veces, porque otros libros de esta autora me han gustado mucho y era ir sobre (casi) seguro. 

Caroline Dering vive en un pueblecito llamado Ashbridge en el periodo de posguerra de la segunda guerra mundial. Es viuda (lo mejor que le podía haber pasado en la vida, el marido era un ser amargado y aguafiestas) y tiene tres hijos. Vive una vida tranquila hasta que aparece en el pueblo un forastero (Shepperton) de misterioso pasado y establecen una bonita amistad. ¿Cambiará esa amistad a ser algo más?

Cómo me gustan estas novelas británicas de primera mitad del siglo XX. La autora me ganó con "El libro de la señorita Buncle", que es una maravillosa recopilación de personajes muy bien caracterizados y de humor británico y me ha sido imposible no comparar ese libro con este. Aquí volvemos a encontrar un intento de crear un universo rural lleno de personajes característicos, pero no está tan bien conseguido como el mundo de la señorita Buncle. Aún así, la autora hace un retrato de los vecinos y el ambiente del pueblo que es un gustazo leer. Les coges cariñín a los personajes y sobre todo a Caroline. Este mes volvemos a tener una viuda cuya vida ha mejorado desde que no tiene que aguantar al marido (en este caso no es que hubiera maltrato, como en el libro del mes pasado, el marido de Caroline era sencillamente un cenizo y un plasta, un infeliz pincharruedas en toda regla). Creo que lo mejor del libro es esa idea de volver a recuperar la felicidad y la tranquilidad después de haber lidiado media vida con un desgraciado egocéntrico.

"No es feliz por dentro. Los que no son felices por dentro suelen ser un poco intratables".

La historia es bastante previsible, ves por donde van los tiros desde Atocha renfe, pero en algún momento dudé de si las cosas saldrían como yo pensaba para la protagonista. De todas maneras, no es lo más importante del libro. Esa forma encantadora de ir describiendo y narrando, construyendo el pueblo para la protagonista, es lo que más se disfruta del libro. He echado de menos algo más de humor tipo la señorita Buncle, que es muy divertido. Pero está bien, el libro es muy ameno y un lugar feliz. Muy recomendable.

sábado, 24 de junio de 2017

Recetas para amar y matar - Sally Andrew

Este mes no he sido guiada por las mágicas manos del Kindle Flash para elegir libro. Me he decidio por un libro que fue recomendado por mi librero de confianza y la verdad, todo bien.

Tannie Maria es una mujer viuda que trabaja escribiendo recetas en el periódico local. Debido a ciertos cambios en la dirección del rotativo, Maria tiene que cambiar su columna de recetas por un consultorio sentimental. Tras el rechazo inicial, se decide a hacerlo, aunque se niega a dejar de lado sus recetas, ya que su teoría esa que todo se arregla comiendo.

Una de las mujeres que escribe a su consultorio aparece muerta y Tannie Maria, junto a sus compañeras de la Gazette, entran en acción para descubrir al asesino. Tras un montón de enredos, recetas y cabreos de la policía local, el libro termina felizmente tras haber descubierto al malo y haber solucionado varios problemas sentimentales gracias a la comida.

Es un libro muy ligero, que se ve venir a kilómetros, pero que para leer este verano, al lado de la piscina o del mar, es un entretenimiento muy digno.

sábado, 20 de mayo de 2017

Buscando a Audrey

Sophie Kinsella es conocida principalmente por la serie de novelas de Becky, la protagonista de Loca por las compras. También escribe historias (todas dentro del chick-lit) independientes a esta saga. Saga que a mí me parece un horror, pero soy muy fan de la Kinsella que escribe otras cosas.

Y por eso, al tener libro nuevo, y después de lo entretenido y mono que es Tengo tu número pensé que sería buena idea incorporar Buscando a Audrey en el club light y MEEEEC, error.

Para empezar es una novela de y para adolescentes, pero no del tipo que a los adultos nos puede gustar (veáse Eleanor & Park en este mismo club) sino del que decimos pero qué me estás contando.

A ver, que hemos leído cosas peores es obvio, pero que ha sido un chasco también es obvio.

Y es que, aunque la premisa es buena, la resolución es bastante boba. Audrey ha sido acosada en el colegio y como consecuencia de ese acoso está en su casa con depresión y estrés. Me ha gustado que no detalle qué le ha pasado exactamente, da igual. Y al ser un libro en principio para adolescentes es fenomenal si llega a conseguir que su público sea consciente de que nuestras acciones tienen repercusiones, a veces muy serias, en otros.

Lo que no me ha convencido es cómo se precipita la recuperación de Audrey, quizás esto necesitaba una novela más larga. No termino de ver claro que el detonante sea un chico, en plan el poder del amor, que es una cosa que me harta bastante. Lo de que no tenga interés en estar mejor hasta que le empieza a gustar un chico me desespera.

Me ha gustado especialmente la escena en la cafetería con los padres de la otra chica, y cómo intentan dar la vuelta a la tortilla y Audrey es ya capaz de no dejarse enredar. Ahí, bien por Audrey.

Por lo demás, se lee en un suspiro, y es entretenido aunque esperaba mucho más.

miércoles, 26 de abril de 2017

El asesinato de Pitágoras

Nada, que yo no doy una con el club. Este mes me ha tocado escoger lectura para el club y ha sido El asesinato de Pitágoras, de Marcos Chicot.
Se trata de un libro de 2013, teóricamente de misterio, ambientado en las comunidades que el filósofo crea en torno a sus enseñanzas.

Al libro le sobra la mitad y me quedo corta. Cuando llevas un buen rato leyendo una historia te das cuenta que el libro va de otra distinta y esta la pusieron aquí para presentar unos personajes que podrían haber despachado en una página.

Cuando parece que nos hemos centrado en tiempo y lugar aquello comienza a alargarse hasta el infinito. El autor no nos ahorra ningún detalle sobre la vida y milagros de ninguno de los protagonistas... y aunque no lo sean da igual; si pasa por allí te cuenta su vida.

Los viajes de este, la infancia de aquel, como se volvió malo fulano... y páginas y más páginas sin contar nada. Entre medias una historia de amor que he visto yo bodas de conveniencia con más gracia. Y una historia de misterio que por si sóla no hubiera estado mal, pero tan adornada que sólo quieres que los maten a todos de una vez para que aquello acabe y seguir con tu vida. Ah, y también hay batallas y es como oh, no, lo que nos faltaba ahora...

Hay que decir que el final salva mínimamente el libro, y la resolución de los crímenes es correcta. Si encima llega a ser mala ya hubiera sido para hacerse el arakiri. Eso sí, todo traído por los pelos.

Y es una triología... bueno, ya si eso.







martes, 21 de marzo de 2017

El silencio de la ciudad blanca- Eva García Saénz de Urturi

Hace unas semanas estaba rellenando el Kindle y este libro me fue sugerido como algo parecido a la saga del Baztán de Dolores Redondo, y aunque ya sabía que no iba a ser igual ni de coña, una rapida búsqueda online me animó a leerlo, porque la gente lo ponía muy bien. La misma noche que empecé a leerlo, totalmente vacía de expectativas (de hecho más bien esperaba que fuera una mierda) mi querida Bich me recordó que me tocaba elegir libro, así que TACHAAAAAAAÁN, silencio de la ciudad blanca para el club.

Primero una breve sinopsis:
Está ambientado en Vitoria, parte de la base de que hace unos veinte años hubo varios crímenes en la ciudad, en el que un asesino en serie representaba una escena muy concreta con niños de ambos sexos. Esos crímenes se solucionaron, unos hermanos gemelos se vieron envueltos en el centro de la trama puesto que uno era el asesino y el otro el policia que lo encerró. El libro comienza veinte años más tarde, cuando el asesino está dentro de la cárcel y aún así se acaban de renaudar los crímenes, idénticos a aquellos. ¿Es un imitador? ¿O es que hay un inocente entre rejas?

Tengo que decir que el libro está sorprendentemente bien, la historia engancha, los crímenes están bien pensados, hay un buen culebrón arrastrado por las décadas detrás, se intercalan los años setenta con la actualidad, lo que siempre es una buen técnica en este tipo de libros y el final es sorprendente (relativamente, cuando la novela policiaca te apasiona, eso es realmente difícil). Hay otra cosa que creo que está bastante bien llevado en la novela y es la ambientación local. Cuando haces un libro e intentas que la localidad real donde lo ambientas sea otro de los personajes corres el riesgo de que parezca un panfleto publicitario y la gente acabe harta de que nombres restaurantes o rincones que no conocen y no quieren conocer. Bien, a mí esto no me ha ocurrido, al revés, me han dado ganas de ir de visita a Vitoria y ponerme púa a comer. Lo que agradezco mucho, se aprecia el cariño de la autora por la ciudad pero no resulta cansina.

Pegas del libro: los diálogos. Nadie habla así en la realidad, señora. De hecho si Kraken (un mote que tampoco me pega para un vasco adolescente) hablara así en la realidad sería un intenso insoportable de pelotas. Otra pega: demasiadas desgracias personales. No todos los personajes tienen que haberlas pasado putisimas para ser interesantes. Una desgracia, vale. Desgracias que te cagas para todos, too much, poco creíble. En general en este tema me ha pasado como en la saga del Baztán, demasiado americanizado. Si estamos en Vitoria la gente tiene que comportarse como en Vitoria, no como en Iowa. Si no, resulta ortopédico y poco natural y no te permite sumergirte del todo porque siempre está ese artificio. Y el rollo de los apellidos compuestos? TODOS EN EL LIBRO LOS TIENEN, pues así no es nada difícil encontrar víctimas...

 La historia de amor, bien, aunque un poco forzada. Me falta un poquito más de lubricante emocional para que me entre mejor.

Pero bueno, pienso que son cosas perdonables, que hacen que en vez de un 10 sea un 7,5, que es una nota de lo más aceptable para este tipo de libros, libro piscina o libro avión.

Mi mejor elección hasta ahora para el club.

lunes, 20 de febrero de 2017

La mecánica del corazón - Mathias Malzieu

Cuando vi este libro en el kindle flash me lo compré, ya que tenía curiosidad: este libro está en todas las bibliotecas escolares en las que he trabajado y es bastante popular entre mis alumnas. Cuando llegó el turno de elegir libro para el club no sabía bien cuál escoger y al final me decanté por este. Chicas, siento haberos hecho esto.


Empecemos por lo positivo: el libro es corto. La portada es mona. Y la premisa me pareció bien, una especie de cuento con un niño con un reloj por corazón. Acepto la premisa del cuento y de la magia, pero...

Ya.

El título del libro podría haber sido "La insoportable cursilidad del tal Mathias". Que resulta que Mathias, el autor, es un rockero. Espero que sus fans rockeros le hayan lapidado por su prosa empalagosa. Que sí, chato, que eres francés, pero eso no debería de ser sinónimo de cursi. La revolución francesa no fue cursi. Tú puedes superarlo.

Cuando lo leía iba pensando que debería subrayar algunos fragmentos para demostrar a lo que me refiero con cursi, pero es que era todo tan empalagoso que hubiera subrayado todo el libro, Mathias confunde la velocidad con el tocino y lo poético con lo cursi. Intenta crear magia y ambiente de romanticismo y gran amor y lo único que quieres es dejar el libro, lleno de metáforas y símiles grandilocuentes y sentimientos exaltados con un mensaje más que dudoso. El protagonista acabó cayéndome fatal y me daba absolutamente igual lo que le pasara. El ritmo del libro es muy irregular y el final muy flojo. 

Resumiendo, no me ha gustado nada. Puedo entender la pasión que tienen algunas de mis alumnas por el libro, pero en mi cabeza no podré evitar imaginarme corriendo en círculos agitando los bracitos y gritando "¡no, no!" cuando alguna adolescente lo saque de la biblioteca en mi turno. 

viernes, 20 de enero de 2017

Después - Rosamund Lupton

Este mes, las intrépidas lectoras de este nuestro club nos hemos enfrentado al más allá. En Después, Rosamund Lupton nos cuenta una historia de esas de leer con la ceja levantada. Grace y su hija Jenny sufren un "accidente" y caen en coma. Mientras ellas están en el hospital, sus fantasmas se pasean alegremente y comparten confidencias mientras intentan resolver el  misterio de quién ha intentado matarlas.

El libro es Grace todo el rato contándole sus mierdas a su marido. Te dice mil veces que está hablando con su marido. Aún así, muchas veces no sabes con quién está hablando. Horrible. Por otro lado, el fantasma de la madre habla con el fantasma de la hija. Se pasean las dos tan ricamente por el hospital, jugando a ser detectives. Pero claro, para investigar bien, hay que salir del hospital e ir al lugar del crimen. Y piensas, pues es un fantasma, no pasa nada, te vas flotando hasta allí y listo. MEEEEEEC. Error. Si eres un fantasma tienes que esperar a que tu madre venga a verte al hospital, y cuando vuelva a casa te vas con ella en coche. Porque claro, se ve que un fantasma que resuelve casos es realista, pero un fantasma que vuela no.

Hay una cosa que me irritó especialmente, y es que Grace hace referencia muchas veces a su "niñera interior". Se ve que 50 sombras de Grey sentó cátedra y ahora si no tienes una lo-que-sea interior tu libro no vale para nada.

En resumen, un libro bastante meh, con una protagonista bastante irritante, que podéis no leer y seguir alegremente con vuestra vida. Si lo hubieran contado desde el punto de vista de la cuñada policía, el libro hubiera sido más conciso e interesante.

P.D.: Hoy es el primer día de la era Trump. Que el ser divino de nuestra elección nos pille confesados.